Se realizó con éxito la segunda Sesión Ordinaria SAO 2018

En esta concurrida jornada se trabajaron los siguientes temas en los Ateneos Interhospitalarios: “Panuveítis bilateral asimétrica”, “Úlcera corneal recidivante” y “Procedimiento de Salleras en queratopatía bullosa”.
Además, tuvo lugar la conferencia “Cómo elijo la mejor cirugía para mi paciente con glaucoma” a cargo del doctor Fabián Lerner y los temas de actualización –en mesa redonda- “Usos actuales de la toxina botulínica” y “AION postfacoemulsificación + perla”.

Por Dra María Luz Martínez y Dra María Florencia Alfonsín

ATENEO INTERHOSPITALARIO

Clínica Oftalmológica Malbran – Director médico, Dr Enrique S Malbran
“Panuveítis bilateral asimétrica”, doctores Guillermo Oteiza, Guido Aun Santiago, Leandro
Nicolás Rogel. Presentador: doctor Guillermo Oteiza.
Paciente de origen Japonés de 58 años, consulta por guardia por disminución de la agudeza
visual (AV) bilateral a predominio en ojo izquierdo (OI). Como antecedentes refiere haber sido tratado hace un año por una necrosis retinal aguda; recibió varios ciclos de quimioterapia y terapia hormonal por cáncer de próstata. Al examen oftalmológico presenta AVMC OD es 4/10 y OI es 1/10. Presión intraocular (PIO) dentro de parámetros normales. En la biomicroscopía (BMC) presenta en ambos ojos (AO) precipitados retroqueráticos, tyndall, pigmento sobre cápsula anterior de cristalino y catarata nuclear xx. En el fondo de ojos (FO) presenta en AO vitreítis y una lesión blanco amarillenta. Se realiza toma de muestra de humor vítreo para PCR multiplex y análisis histopatológico y citológico el cual resulta negativo; en la retinofluoresceinografía (RFG) se evidencia leaking perivascular. Se indica prednisolona 100 mg/día vía oral, corticoides tópicos y atropina día por medio. A los días se evidencia mejora de AV, vitreítis y lesiones fundoscópicas se inicia descenso de corticoides. Los diagnósticos diferenciales que se plantearon fueron: síndrome Vogt Koyanagi Harada, síndrome de reconstitución inmune, síndrome de enmascaramiento, TBC y uveitis medicamentosa. El paciente se interna por descompensación de enfermedad de base, por lo cual se discontinúan los estudios. Como conclusión se enfatiza que siempre se debe priorizar primero la vida, luego el órgano y por último la función.

Centro Oftalmológico Dr. Charles – Director médico, Dr Daniel Charles
“Úlcera corneal recidivante”, doctores Nicolás Charles, Ignacio Gnecco, M. Emilia Cagnacci, M.
Micaela Scorsetti. Presentadora: M. Micaela Scorsetti.
Paciente de sexo masculino sin antecedentes, de 31 años de edad, consulta por quemadura
con soda cáustica en OI de 20 días de evolución. Al examen oftalmológico presenta AVMC de
10/10 AO, en la BMC en OI presenta conjuntivitis química con úlcera bulbar paralimbar con
áreas isquémicas, PIO y FO dentro de parámetros normales, en tratamiento con vigamox y
lubricantes. A los 45 días la AVMC del OI es de 8/10 y se evidencia en la BMC quemosis, severa inyección conjuntival, úlcera conjuntival bulbar persistente. Se realiza cultivo de lesión,
tratamiento con fortificados y colocación de membrana amniótica. Luego de 4 meses
evoluciona desfavorablemente y se decide tratamiento con voriconazol tópico e itraconazol vía oral. Se consideran diagnósticos diferenciales como absceso multifactorial, escleritis
necrotizante química, escleritis autoinmune y necrosis escleral postquirúrgica. Se realiza
interconsulta con medico clínico, reumatólogo y oftalmólogo infectólogo. Se decide biopsia
con autoinjerto de conjuntiva para cultivo, PCR para bacterias, microbacterias y hongos. A los ocho meses se remueve la placa necrótica conjuntivo escleral y se coloca esclera de banco con recubrimiento conjuntival bipediculado + nuevo cultivo; se agrega natamicina tópica con anfotericina B subconjuntival. A los 13 meses se realiza escleroqueratectomía profunda con márgenes libres, reconstrucción con parche de esclera y membrana amniótica con tarsorrafia. La muestra resulta positiva para Aspergillus sp. Frente a un cuadro de escleritis micótica recalcitrante sin respuesta al tratamiento, se resuelve realizar enucleación con resección de conjuntiva tarsal con márgenes de 5 mm, con colocación de anfotericina B intraquirúrgica y se continua con medicación antimicótica. El paciente concurre a los 4 meses postquirúrgico por hemolacria y molestias, se observa una nueva lesión por lo cual se restablece el tratamiento antimicótico.El paciente no concurre a los controles y al año regresa con empeoramiento del cuadro ocular, con extensión orbitaria, por lo cual se interna y recibe tratamiento endovenoso en centro especializado en el cual fue exenterado. Como conclusión el 5% de las escleritis son micóticas, el 98% de estas presentan antecedentes oculares quirúrgicos y/o traumáticos; presentan un mal pronóstico visual (30% evisceración o enucleación); es importante el diagnóstico etiológico diferencial y el microbiológico. En estos casos la clínica es soberana.

Hospital Central de San Isidro – Jefe de servicio, Dra Nora Bruno
“Procedimiento de Salleras en queratopatía bullosa”, doctores Nora Bruno, Pedro Piantoni,
Dominique Garrone, Patricio Texo. Presentador: Dominique Garrone.
Paciente de sexo femenino de 80 años de edad, consulta por dolor en OD. Como antecedente presenta glaucoma, trabeculectomía en AO y tratamiento con dorzolamida/timolol. Al examen oftalmológico la AVMC en OD es de visión luz y OI de 7/10, en la BMC del OI se observa ampolla filtrante, córnea clara y pseudofaquia, PIO en OD de 22 mmhg y OI de 12 mmhg. Se realiza tratamiento con lubricación y oclusión intermitente. A los 3 meses el paciente presenta una úlcera corneal central de 3 mm x 3mm. Se interpreta el cuadro como una queratopatía bullosa por atalamia crónica post- trabeculectomía y sinequias irido-corneales. Se decide realizar el procedimiento de Salleras descripto por el oftalmólogo argentino homónimo en los años 60, se basa en electrocauterización de la membrana de Bowman; la fibrosis subepitelial provocada, facilita la reepitelización y actúa como una barrera mecánica para los fluidos. Como conclusión la queratopatía bullosa es el estadio final de un trastorno de la homeostasis hídrica de la córnea que cursa con gran sintomatología, dentro de la cual el dolor suele ser incapacitante, dentro de las alternativas de tratamiento el procedimiento de Salleras es uno de ellos, antiguo pero sencillo y efectivo. Se realiza búsqueda bibliográfica que avala la conducta.

 

CONFERENCIA

“Cómo elijo la mejor cirugía para mi paciente con glaucoma”, doctor Fabián Lerner.
Al momento de elegir la mejor cirugía para un paciente es importante conocer las co-
morbilidades oculares o sistémicas asociadas, como así también la existencia de daño del
nervio óptico, la progresión del mismo y la PIO target. Se debe tener en cuenta la edad del paciente y la expectativa de vida del mismo. Se cuenta con diversas opciones, tales como ALT, SLT, NPGP, trabeculectomía, GDD, AB-interno/ externo. La indicación depende de varios
factores como el diagnóstico, el estado de la superficie ocular, procedimientos quirúrgicos
previos, experiencia del cirujano, entre otros. El éxito consiste en mantener la mejor visión
posible en el paciente y no un número estricto de PIO.

 

TEMAS DE ACTUALIZACIÓN

“Usos actuales de la toxina botulínica”, doctor Rodolfo Vigo
La toxina botulínica fue usada por primera vez en 1973 por Scott en las parálisis de músculos
extraoculares en monos, los principales usos fueron blefaroespasmo esencial, distonías faciales y tortícolis. Actualmente los usosestéticos incluyen las líneas activas o de reposo: frente, entrecejo, líneas de conejo, patas de gallo, retracción palpebral (Graves), levantamiento de la ceja, uso en tercio medio e inferior de la cara: alargamiento de los labios, líneas de marioneta, elevar la punta de la nariz. Sus usos funcionales abarcan el blefaroespasmo esencial, los trastornos degenerativos del sistema nervioso central, espasmo hemifacial, tarsorrafia química, hiperhidrosis, mioclonía, secuelas de parálisis facial, entropión no quirúrgico, lágrimas de cocodrilo. Las complicaciones que pueden ocurrir son: ptosis palpebral, ptosis de ceja, diplopía, lagoftalmos, queratopatía por exposición y epifora. Siempre se debe repasar la anatomía para maximizar los resultados y recordar “el juego” de fuerzas que se producen al colocar la toxina.

“AION postfacoemulsificación + perla”, doctora Mariana De Virgiliis
El AION post facoemulsificación es la neuropatía óptica isquémica no arterítica que se produce
luego o durante la cirugía. Constituye una complicación poco frecuente cuya incidencia no está bien definida. Existen dos tipos: uno inmediato y otro tardío. Diversos estudios determinan que la facoemulsificación actúa como un factor de riesgo desencadenante
independientemente de la presencia de factores de riesgo cardiovasculares, la PIO elevada
podría generarlo; otros consideran que cirugía no estaría implicada en la fisiopatología.Actualmente La cirugía de catarata es un procedimiento rápido y efectivo por lo
que el AION es poco frecuente, pero debería estar incluidocomo posible complicación en el
consentimiento informado. Se podría disminuir la incidencia del cuadro evitando realizar
cirugías largas con anestesia peribulbar o subtenoniana y disminuyendo los valores de PIO.