Conversamos con el presidente de la Sociedad Argentina de Oftalmología (SAO), Ramón Galmarini, sobre los principales objetivos que tiene la institución para este año, las expectativas en relación al Congreso Conjunto de Oftalmología 2018 y sobre cómo imagina la Comisión Directiva que llegarán como organización a su centenario, en 2020. Los desafíos que enfrentan los oftalmólogos en la actualidad y las herramientas qué brindan desde SAO a sus socios también fueron temas destacados por el entrevistado.

– ¿Cuáles son los mayores desafíos que enfrentó como Presidente, junto con la Comisión, desde que está al frente de la SAO?
Sin dudas, el mayor desafío es continuar sosteniendo el  crecimiento y la renovación de la Sociedad Argentina de Oftalmología que comenzamos hace dos años, con este grupo de profesionales que conformamos la Comisión Directiva.

Y, fundamentalmente, crecer como institución, con el número de socios y con la carrera de médico especialista, haciéndola solamente una.  Por ahora falta solo una sede, pero el resto lo pudimos hacer. De la carrera de médico especialista participan 80 médicos.

Otro reto fue agrandar nuestra sede,  y lo logramos. Para ello contamos con un apoyo importantísimo de toda la Comisión. Lo mismo pasó con el seguro de mala praxis, una idea que tenía hacía mucho y que se la había acercado a otros presidentes pero no pudieron plasmarla.  Era un desafío que por suerte logramos a partir de junio del 2017, obteniendo el seguro institucional. Por supuesto, el desarrollo de la SAO Joven, de la Sao Federal y los encuentros con las distintas sociedades latinoamericanas de oftalmología son grandes logros.

– ¿Qué objetivos tienen desde la Comisión para este año?
Los objetivos que tenemos al corto plazo son desarrollar  un exitoso Congreso Conjunto de
Oftalmología, junto con el Consejo Argentino de Oftalmología (CAO) y seguir trabajando para enaltecer cada vez más a la institución. Impulsar que continúe creciendo SAO Joven; robustecer a la SAO Federal en los cuatro destinos en las que se desarrolla, al igual que el año pasado; sostener  los diversos encuentros latinoamericanos y crecer en la formación y en la carrera a distancia que va a comenzar siendo una diplomatura.

Estamos trabajando también, porque lo creemos fundamental, en desarrollar nuestra biblioteca virtual.

-¿Cuáles son las expectativas respecto al CCO y cuáles cree que serán los platos fuertes del Congreso?
La expectativa con respecto al Congreso Conjunto de Oftalmología es que haya mayor número de inscriptos que el año pasado. Otro aspecto podría haber sido que la muestra comercial sea más grande, pero eso ya está y podemos contarlo como un logro, hemos recibido todo el apoyo del sector y eso nos parece algo muy auspicioso. El Sheraton será una fiesta de la oftalmología y se podrá ver también un crecimiento en lo social.

La parte fuerte son las conferencias nacionales, las extranjeras, los simposios, que son  variados y tocan importantes temas, y la calidad de invitados. Pero creo que lo más destacado es la concurrencia y la gran participación: ya hay entre 800 y 900 médicos que participan activamente en el Congreso.

– Como miembro de la SAO, ¿cómo  le gustaría ver a la organización en su centenario?
Para el centenario me encantaría llegar acompañado del orgullo de toda la oftalmología argentina, con un gran número de socios. Hoy somos más de dos mil, pero me encantaría que alcancemos los tres mil en dos años. De todos modos, creo que el centenario de la SAO será un año y un día de grandes festejos.

– ¿Cuáles son los desafíos de los nuevos profesionales oftalmólogos hoy y en ese aspecto qué apoyo encuentran en SAO?

El desafío fundamental de los nuevos oftalmólogos que se van formando es, justamente, eso: formarse y tener conciencia de lo que es ser oftalmólogo; saber de la profesión y poder darle a toda la sociedad y al país tanto la oftalmología como la salud visual que todos nos merecemos.

En este sentido, el apoyo lo da la SAO, indudablemente, con su carrera de Médico Especialista; la diplomatura; los cursos de actualización; los One Day; los encuentros; la SAO Federal; y la SAO Joven. También apoyando todo lo que se nos pida desde cualquier otra Sociedad o especialidad. Ayudamos, en función de esto, en lo que sea necesario.