SAO presente en el “Simposio Latinoamericano de Editores de Revistas Oftalmológicas”

Fue en el marco del Congreso Regional de la PAAO, realizado en Cartagena del 8 al 10 de febrero, siendo el primero en su tipo, despertó gran interés en comenzar a trabajar de forma conjunta la producción de artículos científicos en esta parte del mundo. El doctor Julio Fernández Mendy representó a la SAO en su rol de editor de la revista Archivos Argentinos de Oftalmología.

También participaron por su trabajo como editores, los doctores Omar Salamanca y Juan Carlos Gil Muñoz (Revista Colombiana de Oftalmologías); Beatriz Asturias Alvarado (Sociedad de Oftalmología de Guatemala); Paulo Dantas (Visión Panamericana); Oscar Beaujon Balbi (Revista Venezolana de Oftalmología); y Jorge Valdez García (Revista Mexicana de Oftalmología).

El programa del Simposio incluyó toda la problemática que enfrentan a diario los
editores de revistas científicas.

El Dr. Salamanca coordinó el Simposio junto a su colega Dantas, quien comenzó con un tema muy movilizador: “¿Qué hace a un artículo, un Gran Artículo?”. El profesional se refirió al tema de las citaciones que tienen los trabajos científicos publicados.

“En este sentido, existen artículos, muchos de ellos que consideramos muy relevantes para nuestra especialidad que, sin embargo, no alcanzan trascendencia en término de citaciones. Curiosamente otros trabajos de ciencias básicas, sin tanta repercusión, adquieren una cifra de citación muy importante. Un Gran Artículo no depende de su extensión: por ejemplo, el trabajo de Watson y Crick, sobre la estructura de la doble hélice del ADN, cuya relevancia e importancia fue descomunal, fue escrito en una sola hoja”, señaló Dantas.

Otro tema interesante fue el de los estudios clínicos y cómo se pueden utilizar las herramientas con que disponemos actualmente en la web para analizarlos, como el Critical Appraisal Skills Programme Español ( CASPE).

Luego, el Dr. Beaujon habló sobre el tema de la estructura de un artículo científico basado en el formato IMRaD: Introducción, Métodos, Resultados y Discusión.
Este ordenamiento básico de todo trabajo fue desglosado durante el resto del simposio; mientras que en su segunda charla se refirió a lo difícil que es el camino de la aprobación de un trabajo en una revista como el JCRS para los latinoamericanos hoy día, cómo se debe perseverar, sin darse por vencido, corregir y volver a corregir.

En tanto, la Dra. Asturias disertó sobre “Cómo escoger el título y escribir el resumen”, tema muy importante ya que ambos aspectos son los que inducen a leer o no un artículo: atrapa o hace que lo descartemos. El título debe ser claro y apuntar a lo que trata el artículo, pero no puede ser larguísimo, una tendencia muy arraigada.

Sobre la Introducción, el Dr. Beaujon puntualizó en qué debe contener un resumen breve sobre el conocimiento que se tiene en la actualidad acerca del tema que se está tratando, referenciando correctamente los aportes que hay en la literatura, sin copiar lo ya referenciado no habiéndolo leído, pues a veces es erróneo y se repite un error que se perpetúa.

Además, la introducción debe contener las hipótesis de lo nuevo que estamos por comunicar, de un modo atrapante, pues a partir de la introducción el artículo va a ser leído o no.

A su turno, el Dr. Fernández Mendy habló sobre el proceso de escribir un caso clínico, considerado erróneamente un género menor, desconsiderado como evidencia para la MBE, aunque a menudo es el comienzo de una evidencia, una enfermedad nueva o un nuevo efecto adverso. “Instó a los jóvenes a escribir, a comenzar con el reporte de un caso interesante, no hacer solamente una presentación en un ateneo, un póster o un video. La escritura y su publicación permite otra trascendencia pues tiene otra llegada”, destacó.

“Se debe comenzar por la descripción del caso, siempre en tiempo pretérito, sin juicios de valor, interpretación, hipótesis ni reiteraciones. Una vez escrito el caso, la narración cronológica de lo que ocurrió con el paciente, debe hacerse la introducción, como en cualquier trabajo científico, con las características generales de la patología, sin hablar del caso particular. A continuación, escribimos la discusión, donde allí sí uno da vuelo a sus hipótesis, preguntas, dudas y respuestas, además de algunas alusiones a otras discusiones publicadas en la literatura, remarcando las diferencias y similitudes. Finalmente el título, que debe tener alguna referencia a la particularidad del caso y no
ser muy extenso”, concluyó.

El Dr. Gil Muñoz, por su parte, se refirió a un tema crucial: cómo debemos presentar los resultados, las tablas, los gráficos y las figuras. “Se debe evitar, porque resulta poco claro, escribir en el texto los resultados numéricos. Es muy confuso poner todos los resultados en la redacción, es aconsejable decir “como muestra la tabla x”, y remitirnos a esta con aclaración en el epígrafe correspondiente, el número en la tabla y en el texto” explicó.

Recomendó que las fotos y las figuras sean de muy buena calidad, pues es indispensable para el formato de revista en papel, no así en el formato digital, que tolera calidades inferiores. También destacó la utilización de las estadísticas, haciendo referencia a una ventaja personal, por ser oftalmólogo y epidemiólogo. En efecto, hay una controversia cuando se decide incorporar especialistas en el manejo de las estadísticas en los trabajos científicos. El nivel de conocimiento sobre el manejo de las pruebas que se aplican en los estudios, es superior con la incorporación de estos profesionales, pero la comprensión de todo el fenómeno que se quiere estudiar la comprende mejor el oftalmólogo, por lo cual, el que abarca ambos saberes tiene allanado gran parte del camino.

El Dr. Salamanca, a continuación, se refirió a la importancia crucial del proceso de revisión por pares, que es una garantía de excelencia y ecuanimidad en una publicación. Es necesario contar con un staff de revisores prestigiosos en cada sub especialidad y cumplir las condiciones de anonimato a la hora de realizar la revisión, los plazos, las verificaciones de repeticiones o plagios parciales, la correcta referenciación. Una revista que no garantiza estos procesos pierde credibilidad y no logra un espacio entre las que alcanzan prestigio internacional.

El Dr. Valdez García, con su vasta experiencia docente, expuso sobre la importancia de que nuestras revistas alcancen la  ansiada “Indexación”; o “Indización”. El deseo de todo oftalmólogo, que alguna vez ha publicado un trabajo científico, es poder ser leído por muchos lectores, y esto es más probable obtenerlo en revistas que estén indexadas en PubMed o alguna otra base de datos. Las revistas latinoamericanas nos encontramos con varios límites, uno el idiomático, ya que el español es el idioma de nuestras revistas, otro la baja recitación entre nuestras publicaciones.

Valdez García, puntualizó en “que una acción que deberíamos hacer en conjunto, todas las revistas latinoamericanas es estar en Latindex y contribuir a mejorar el posicionamiento de nuestras publicaciones, citándonos más frecuentemente entre nosotros y, por otro lado, evitar los “Predator Journals”. Este es un fenómeno reciente y en alza que supone un fraude intelectual, pues pone en peligro la calidad de la contribución científica, compromete a autores, revisores y editores de revistas legítimas, deteriora la imagen de la publicación y supone un negocio muy lucrativo.

La Dra. Asturias, luego de su exposición sobre los temas éticos, abrió un debate donde se plantearon una serie de problemas como el plagio, las aprobaciones sin hacer una revisión por pares, el lamentable tema del amiguismo, evitando actuar como debe ser, anónima y exhaustivamente, poniendo énfasis en una bibliografía verdadera.

Sin dudas, la participación de los asistentes resultó muy interesante y hubo un consenso general en repetir este tipo de encuentros en futuros Congresos Panamericanos.