Tratamiento Quirúrgico de la Alta Miopía con Lentes Fáquicos

Si usted padece de Miopía mayor a 6 dioptrías, su córnea no tiene curvatura regular o el espesor corneal es insuficiente , probablemente no sea candidato para cirugía refractiva con Excimer Laser. La razón es que la corrección será parcial, no obtendrá buena la calidad de visión y puede deformarse la córnea en forma irreversible ( Ectasia Corneal).
Si cumple alguna de las condiciones recién mencionadas y no tolera los lentes de contacto o por razones personales no puede usarlos el tratamiento indicado es la CIRUGIA DE IMPLANTE DE LENTE INTRAOCULAR FAQUICO. El Lente Fáquico es un lente intraocular que se coloca para corregir Miopía, y/o Astigmatismo sin necesidad de extraer el cristalino (cirugía de cataratas).
Esto significa que se colocará en su ojo un lente intraocular sin extraer el cristalino transparente, ya que su extracción en pacientes con alta miopía tiene importantes riesgos a menos que sea porque tiene catarata.
Hay diferentes tipos de lentes intraoculares fáquicos. Cada uno de ellos tiene ventajas y desventajas. Según las características de su ojo y preferencias del cirujano se optará por el modelo mas conveniente para usted.
De cada uno de ellos hay variantes que le serán detalladas en la consulta.
Recuerde que antes de la consulta con su oftalmólogo y antes de la cirugía no debe usar lentes de  contacto al menos, los 10 días previos.

Otro tema importante que debe tener en cuenta es que no siempre la corrección es completa y en esos casos puede ser necesario aplicar Excimer Laser para lo que quede por corregir. Esto se lleva a cabo en general 2-3 meses después de implantado el Lente Fáquico.
Debemos realizar examen oftalmológico completo de rutina y otros específicos para verificar si su ojo está en condiciones de ser operado (Medición de cámara anterior, Recuento Endotelial Corneal, Topografía Corneal, Paquimetría Corneal, Biometría Ocular)
En caso que tenga que operarse de ambos ojos, la operación se realizará en tiempos separados.

Cómo es la cirugía?

Se le solicitarán exámenes prequirúrgicos (electrocardiograma  y análisis de sangre). Desde 48 hs previas a la operación se le indicarán gotas que se colocará para prevenir la posibilidad de infección e inflamación.
Es ambulatoria, lo que significa que se retira a su hogar luego de operado/a.
La anestesia podrá ser con gotas, con anestésico local inyectado (usted permanece conciente) aunque según el caso puede requerirse anestesia general.
La operación dura aproximadamente 30 minutos.
Una vez retirado/a a su casa permanecerá en reposo relativo (evitará golpearse el ojo, o dormir sobre ese lado), y se colocará la medicación que le indiquemos para volver a control al día siguiente.
Con el transcurso de los días la visión va a ir mejorando hasta que una vez estabilizada decidiremos si es necesario tratamiento con Excimer Laser adicional o solo anteojos de baja graduación para tareas específicas.

No produce alteración estética alguna ya que el lente implantado no es visible a simple vista.
Aunque en muy baja proporción pueden ocurrir complicaciones y es para intentar evitarla que se deben realizar todos los estudios preoperatorios y administrar la medicación indicada.
Según la edad, los pacientes necesitarán anteojos para la lectura o el trabajo cercano. Esto sucede habitualmente en aquellas personas mayores de 40 años. Puede padecer de molestias a la luz nocturna. Suele mejorar en los primeros meses. Este hecho es mas común en los pacientes con ojos claros.
Debe tener el cuenta que la cirugía actúa sobre el componente óptico de los vicios de refracción (sobre todo esto es válido en la miopía) por lo que  una vez operado/a debe continuar con los controles periódicos con su oftalmólogo para verificar el estado de la retina y el resto de los elementos anatómicos del ojo.
Debe saber que en la gran mayoría de los pacientes operados la recuperación visual es importante y quedan muy satisfechos con la visión obtenida luego de la cirugía de implante de Lente Intraocular Fáquico para tratamiento de alta miopía.
Algunas personas pueden ser mejores candidatos que otras para este tipo de cirugía por lo que es importante su consulta al oftalmólogo para tener una idea clara de sus posibilidades.