Tratamiento de los Tumores Palpebrales


Definición

El examen de sus párpados muestra la existencia de una lesión cutánea de aspecto tumoral necesitando para su tratamiento una intervención quirúrgica que permitirá precisar el tipo de lesión de que se trata gracias al examen anatomopatológico que será efectuado.
Esta hoja contiene la información sobre la operación que se le propone, sus resultados y sus riesgos.

¿Por qué razón se le propone está intervención?

Si el tumor que tiene en el párpado es dejado sin tratamiento su evolución espontánea será la siguiente:

  • Si se trata de una lesión benigna, no cancerosa, puede aumentar de tamaño progresivamente en forma lenta o puede cesar de crecer o mantenerse del tamaño y aspecto actual.
  • Si se trata de una lesión de tipo maligno, de un cáncer cutáneo del párpado, va a aumentar progresivamente en superficie y profundidad aunque esto no sea observable a simple vista. El tratamiento de un tumor evolucionado es más difícil, más mutilante, y las posibilidades de curación definitiva son más aleatorias. La extensión tumoral puede infiltrar todo el párpado, que deberá ser extirpado en su totalidad y luego reemplazado por injertos de piel y mucosa realizados en una o varias cirugías.

La extensión del tumor en profundidad puede hacerse:

  • En dirección al globo ocular.
  • En dirección a las paredes óseas de la órbita que rodean el ojo y los párpados, luego las cavidades sinusales y la porción anterior de la base del cráneo y del cerebro.

Algunos tipos de tumores cancerosos, como los epiteliomas espinocelulares y los melanomas, pueden extenderse a distancia:

  • en los ganglios.
  • en el hígado, pulmón, huesos o generalizarse.

La intervención que le propone su oftalmólogo tiene como fin:

  • Evitar, limitar o enlentecer la evolución espontánea del tumor.
  • Hacerlo analizar por un médico experto en anatomía patológica para precisar la naturaleza exacta (benigna o maligna) y eventualmente el potencial evolutivo.

Debe saber que el aspecto externo del tumor que usted tiene puede orientar el diagnóstico, pero el examen anatomopatológico constituye el elemento esencial que nos permitirá conocer la naturaleza precisa, es decir identificar el tipo de célula afectada por el proceso de proliferación anormal.

Si la ablación quirúrgica integral del tumor de su párpado no parece posible o no parece recomendable, la intervención se limitará a la realización de una o varias resecciones parciales de fragmentos de la lesión, llamado biopsias. Su análisis nos permitirá indicarle el mejor tratamiento en su caso: radioterapia, quimioterapia, y o cirugía efectuada en un segundo tiempo.

En algunas circunstancias, la ablación de un tumor del párpado no es posible o no está indicada. La regresión o cura del tumor necesitarán por lo tanto de otros métodos, como la irradiación, la quimioterapia, el láser o la crioterapia.

La intervención se realizará con anestesia local, por inyección de productos que insensibilizarán el párpado, o con anestesia general, dependiendo de cada caso particular.

¿Cómo será la intervención?

La intervención consistirá en una ablación del tumor asociada o no a la ablación parcial o total del párpado. Si el tamaño del tumor lo permite.