Tratamiento con Toxina Botulinica y Rellenos

 

El tercio medio de la cara, la zona ocular, es la que más se destaca al observar un rostro. Los párpados protegen la superficie ocular pero también son importantes en lo cosmético. Con el pasar del tiempo, la laxitud de la piel y tejidos subcutáneos aumenta, lo que lleva a la formación de marcas (¨arrugas¨) en la piel. Estas estn relacionadas con el movimiento de los músculos faciales de la expresión. Las zonas más frecuentes son: la frente (músculo frontal) donde se producen marcas horizontales, las ¨patas de gallo¨ (músculo orbicular) en la zona periocular, el entrecejo (músuclo procerus y corrugador) dando marcas verticales y horizontalos en la raíz nasal y zona interciliar. Desde el punto de vista estético , influye en detrimento de nuestra belleza facial, dando una apariencia de cansancio o de vejez. Cuando esto se vuelve severo puede causar un problema funcional como, por ejemplo, una disminución del campo visual.

La toxina botulínica es una proteina (neurotoxina) elaborada por una bacteria denominada Clostridium Botulinum. La aplicación de la misma produce un relajamiento muscular que evita la formación de las marcas faciales ¨activas¨ (por expresión) y las arrugas se van suavizando hasta desaparecer. El procedimiento es ambulatorio, sin necesidad de anestesia local ni sedación. En estética, se utilizan dosis muy bajas no tóxicas. Su efecto comienza en en alrededor de las 48 horas, teniendo efecto pico a las 2 semanas y pudiendo durar entre 4-6 meses (dependiendo de la zona tratada y la dosis). Es un tratamiento que, bien aplicado, es seguro y transitorio.

Esta proteína es tambien es utilizada para el tratamiento de patologías faciales como el entropión , el blefaroespasmo y el hemiespasmo facial, entre otras.

En caso de surcos ya formados o falta de volumen (como ocurre por ejemplo en zona del pómulo) se utilizan rellenos con Ácido Hialurónico. Estos restauran volumen pero deben ser aplicados por médicos especializados en la técnica, sobre todo en la zona periocular. La duración de los mismos puede llegar a ser de 12 meses aproximadamente.

Esta técnica es realizada por cirujanos Oculoplásticos y reconstructivos: Oftalmólogos que se dedican y especializan en enfermedades y patologías de los párpados, vías lagrimales, órbita y estructuras faciales adyacentes a los ojos.

Se calara que este boletín es a titulo totalmente informativo, y se deja en claro que no se abarcan todas las zonas que son posibles de tratamiento estético con Toxina Botulínica o rellenos. Para mayor información se recomienda una consulta con su Oculoplástico.