Ptosis

 

Ptosis significa descenso o desplazamiento en sentido inferior del párpado superior que puede o no cubrir el eje visual. Como signo-sintomatología puede haber una alteracón del campo visual superior o, en casos en que la pupila se encuentra ocluida, la visión de ese ojo se verá comprometida y el paciente se verá obligado a levantarse el párpado mecánicamente o incliar la cabeza hacia atrás para poder ver. En los niños con esta patología se puede desarrollar ambliopía (ojo perezoso), estrabismo (ojos no alineados correctamente), errores refractivos o visión borrosa.

La ptosis puede tener múltiples causas. La forma aponeurótica o señil es la más frecuente. La misma esta causada por estiramiento, dehiscenica o desinserción de la aponeurosis del músculo elevador del párpado superior (encargado de elevar el párpado). Otras causas son: Neurogénica (alteraciones en la invervación del músculo elevador del párpado como por ejemplo en la páralisis del III nervio craneal o en el Síndrome de Horner), miogénica (alteraciones intrínsecas del músculo como por ejemplo en distrofias musculares o alteraciones del desarrollo del mismo, en cuyo caso se denominan Congénitas y estan presentes desde el nacimiento), mecánicas (lesion palpebral que produce peso sobre el mismo) o traumáticas (por ejemplo por otras cirugías realizadas en el ojo o en la zona periocular).

Para el tratamiento de la ptosis se requiren procedimiento quirúrgicos. La técnica a utilizar se elige según diferentes parámetros evaluados en consultorio. Todos son procedimientos ambulatorios con anestesia local. La cirugía más frecuente es la reinserción y refuerzo de la aponeurosis del músculo elevador del párpado al tarso (esqueleto del párpado). Esta cirugía es realizada por cirujanos Oculoplásticos y reconstructivos: Oftalmólogos que se dedican y especializan en enfermedades y patologías de los párpados, vías lagrimales, órbita y estructuras faciales adyacentes a los ojos

Se calara que este boletín es a titulo totalmente informativo, y se deja en claro que no se abarcan todas las patologías que pueden producir una Ptosis ni las complicaciones de la cirugía. Para mayor información se recomienda una consulta con su Oculoplástico.