Plombaje de Vías Lagrimales


Definición

 

Prueba diagnóstica para comprobar la permeabilidad de los canalículos superiores e inferiores y conducto lagrimal con el conducto-naso-lagrimal. Generalmente se realiza en pacientes que consultan por epifora (exceso de lágrimas en el ojo, que rebosa hacia la mejilla, lagrimeo permanente de causa funcional o anatómica).

Descripción de la técnica

Instilación de anestesia tópica, proparacaína o lidocaína al 2%, dilatación de puntos lagrimales superior e inferior con dilatador lagrimal. A continuación se introduce cuidadosamente en el canalículo una sonda de Bowman nº 0. Se tracciona el párpado en dirección temporal y la sonda se dirige hacia el saco lagrimal. Si se encuentra resistencia o si el parpado se mueve con la sonda, es probable que esté empujando la pared del canalículo, lo que podría generar una falsa vía. La sonda debe entrar en el saco con facilidad, donde debe existir un tope duro. Este tope duro representa la introducción normal de la sonda en el saco lagrimal contra el hueso lagrimal. Se dice que existe un tope blando cuando se encuentra una obstrucción de tejido blando en el saco lagrimal.

Irrigación lagrimal: la misma informará de si el conducto-naso-lagrimal es normal, presenta obstrucción parcial o está obstruido. Con una sonda de irrigación lagrimal en el canalículo  inferior (no en el saco) debe ser capaz de introducir con facilidad solución salina o agua hasta la nariz, sin que se produzca reflujo alrededor de la cánula o por el canalículo superior. Cualquier reflujo es anormal, y sugiere resistencia al flujo descendente por el conducto. Si el paciente no percibe el líquido en la garganta, ocluya el punto lagrimal superior con un aplicado de punta de algodón y vuelva a irrigar. Si le es posible irrigar hasta la nariz al aplicar presión a la jeringa, el paciente tiene un conducto parcialmente obstruido o estrecho (obstrucción funcional). Si no le es posible irrigar con presión de la jeringa el conducto está cerrado (obstrución anatómica).

Complicaciones

Falsa vía: cuando se crea un canal no existente por perforación del canalículo normal.

Sangrado canalícular lagrimal: por roce de las cánulas contra las paredes de los canalículos o puntos lagrimales.

Infecciones canalículares: muy raro. Se controla con Antibióticos.