Parálisis Facial – Compromiso Palpebral

 

El nervio facial (VI) es un nervio craneal mixto, es decir, contiene fibras sensitivas como motoras. Es el encargado de inervar gran parte de los músculos de la cara (músculos de la mimica), entre ellos el músculo frontal (frente y cejas), el orbicular del párpado (encargado del cierre palpebral), el zigomático (ángulo de la boca) y el orbicular de la boca (encargado del cierre de la boca ), asi como las fibras secretorias de la glándula lagrimal (productora de las lágrimas y encargada de la lubricación del ojo). En la Parálisis facial se pierden muchas de estas funciones (o todas) produciendo en el ojo un cuadro de Lagoftalmos (defecto o insuficiencia del cierre palpebral) o ectropion (eversión del párpado inferior) que da síntomas de exposición: irritación ocular, ojo rojo, dolor, queratitis, úlceras corneales e incluso pérdida de visión por lesiones de superficie. Puede desarrollar también un ¨planchado de la cara¨ con perdida de las arrugas de la frente, de la comisura de la boca, ptosis de las cejas y debilidad de músculos de la expresión.

Las causas de parálisis facial son variables. Puede ser congénita (desde el nacimiento, por ejemplo en el Síndrome de Moebius) o adquirida (infección, vascular, tumoral o idiopática –sin causa conocida)

El manejo medico de estas alteraciones incluye lubricación tópica y hasta oclusión del ojo. Siempre se aconseja esperar un tiempo prudencial de recuperación kinesiologica para luego realizar, de ser necesario, una cirugía. Entre las opciones quirúrgicas se encuentran la tarsorrafia (cierre palpebral lateral), Tira tarsal (corrección de la laxitud palpebral lateral) o las pesas de oro (cierre animado del parpado superior con colocación de una pesa de oro de entre 0.6 a 1.6 mg), entre otras. Todos son procedimientos ambulatorios con anestesia local. Esta cirugía es realizada por cirujanos Oculoplásticos y reconstructivos: Oftalmólogos que se dedican y especializan en enfermedades y patologías de los párpados, vías lagrimales, órbita y estructuras faciales adyacentes a los ojos.

Se calara que este boletín es a titulo totalmente informativo, y se deja en claro que no se abarcan todas las patologías que pueden producir una Parálisis facial ni las complicaciones de la cirugía. Para mayor información se recomienda una consulta con su Oculoplástico.