Extracción de Implantes


Definición

El análisis de distintos exámenes clínicos y de laboratorio han hecho el diagnóstico de una exposición severa de la prótesis orbitaria que ud. posee, a lo que se suma una infección que no ha podido ser controlada con los tratamientos previamente instituídos.
Debemos, por lo tanto, practicar una extracción de la prótesis.
Esta hoja contiene la información sobre la operación que le ha sido propuesta, los resultados y los riesgos.

Tratamiento
Porqué operar

La prótesis orbitaria que Ud. posee se ha expuesto e infectado, lo que ya no es controlable con los medios terapéuticos habituales con los que contamos.

Los principios de la cirugía 

La cirugía propuesta consiste en la extracción de la prótesis infectada. No se colocará otra prótesis en el mismo acto quirúrgico ya que la cavidad no se encuentra en condiciones óptimas. La exposición de la prótesis es muy grande, los tejidos que la recubren se encuentran retraídos y congestivos. Si se colocara una nueva prótesis en este momento, la misma podría infectarse, extruírse, o generar una retracción de los fondos de saco conjuntivales que luego impediría la adaptación de una prótesis cosmética.
Esta cirugía será practicada bajo anestesia general. Es posible que sea necesario colocar un injerto en la cavidad si los tejidos circundantes no permitieran el cierre de la cavidad sin generar una retracción de los fondos de saco.

Evolución Postoperatoria Habitual

En la mayoría de los casos, una vez sacada la prótesis infectada, el proceso infeccioso se resuelve en pocas semanas.
Al terminar la cirugía se coloca un conformador externo transparente y en algunos casos se realiza una tarsorrafia. La misma se suelta entre los 15 días y el mes de operado.
Durante este período la cavidad debe ser cuidadosamente cuidada
Una vez que la cavidad está cicatrizada, el paciente es derivado al óptico para que le confeccione una prótesis externa.

Complicaciones

La extracción de una prótesis infectada no escapa a las reglas generales según las que no existe cirugía que no tenga riesgo. No es, por lo tanto, posible, que su oftalmólogo le garantice formalmente el éxito de la intervención.
Complicaciones que pueden observarse:

  • Retardo en la cicatrización de la cavidad.
  • Necrosis del injerto
  • Infección
  • Retracción de los fondos de saco conjuntivales
  • Enoftalmos
  • Ptosis palpebral

Su oftalmólogo está dispuesto  a responder a toda pregunta complementaria que usted desee realizar.