Cirugía de la Ptosis


Definición

Usted presenta una alteración en la posición de los párpados que puede causarle, tanto molestias por obstruir su párpado la visual, o por las dificultades estéticas que le ocasione. Uno como otro pueden tener origen congénito, y presentarse desde el nacimiento o ser producido por la debilidad de los tejidos de los párpados ocasionados por la edad. En algunos casos se puede deber a enfermedades neurológicas o musculares.
Esta hoja contiene la información sobre la operación que se le propone, sus resultados y sus riesgos.

El tratamiento y sus principios

El objetivo de la operación es dejar su pupila libre y la posición satisfactoria de los párpados y simétrica en la mirada.
Debido a lo severo y molesto que se presente el caso, aconsejamos la operación.

Técnicas de cirugía de la PtosisPTOSIS

En casos moderados con aceptable función del músculo elevador, es aconsejable realizar un plegamiento o reinserción de la aponeurosis, a través de una incisión en el pliegue palpebral.
En casos severos y con mala función del músculo elevador, es aconsejable realizar una suspensión al músculo frontal, con fascia, lata, fascia de banco, silicón o nylon.
En casos sumamente leves de no más de 2 mm se puede realizar una cirugía por vía conjuntival, resecando, la conjuntiva, parte del tarso y la aponeurosis.

Anestesia

La anestesia es local, lo que implica la inyección de anestésico en la piel del párpado. Todos los procedimientos de anestesia local suelen ser acompañados de tranquilizantes y analgésicos por vía sistémica. En todos los casos existirá un control cardiológico del paciente. Se utiliza solamente anestesia general en niños y casos especiales. En los casos que se realiza con anestesia local se puede monitorear la relación del párpado que se está operando con el otro.

Evolución postquirúrgica habitual

Es aconsejable acompañarlos de antiinflamatorios, antibióticos locales en formas de colirio o ungüento y frío, como así la colocación de lágrimas artificiales ya que los primeros días es conveniente hidratar la cornea ya que el parpadeo, no ocluye en su totalidad el globo ocular. En algunos casos se administran antibióticos por vía sistémica.
En 1 semana se extraen los puntos.

Complicaciones posibles

Es normal que durante la primera semana haya hematomas postquirúrgicos, equimosis y edema de la conjuntiva. Puede haber en algunos casos úlceras cornéales. La complicación más frecuente es que la posición de los párpados no sea la requerida y se necesite una reintervención, para alcanzarla. La posición que va a tomar el párpado es aconsejable evaluarla un mes después de la cirugía, cuando se haya evacuado el edema. Es muy infrecuente que se observe la cicatriz luego de algunos meses, ya que la incisión se realiza en el pliegue palpebral.