Celulitis Preseptal y Orbital


Este es un cuadro bastante común en la infancia, sobre todo los primeros años de la vida.
En la celulitis preseptal el paciente presenta edema de párpado variable, con enrojecimiento. Si el cuadro está asociado a una infección de las vías respiratorias, es común la fiebre.
Puede deberse a una infección local (conjuntivitis, chalazión, traumatismo de párpado) o a una sinusitis.
En ocasiones, el cuadro es más severo y se trata de una celulitis orbitaria con mayor edema de párpado, globo ocular desplazado para adelante (proptosis) y limitación de los movimientos oculares. Asimismo el compromiso sistémico es mayor.
La celulitis preseptal puede tratarse con antibióticos orales y si no responde, el paciente se debe internar para administrar antibióticos endovenosos.
Los pacientes con celulitis orbitaria deben internarse para su tratamiento antibiótico urgente debido al riesgo de complicaciones sistémicas que pueden ser muy graves.


Autora: Dra. Marta Zelter