Blefaroplastia


Definición

La Blefaroplastia es una intervención quirúrgica destinada a resecar el exceso de piel y tejido blando que aparece en los párpados superiores y/o inferiores con la edad. Esta cirugía se complementa también con la eliminación de bolsas grasas que pueden protruir a nivel de los párpados.

Tratamiento

Existen diferentes técnicas según las cuales se puede realizar la blefaroplastia. Generalmente el exceso cutáneo se reseca por medio de un bisturí. Esta escisión es más eficaz si se retira parte del músculo orbicular subyacente. Para retirar las bolsas grasas se realiza la apertura del septum palpebral y mediante corte y coagulación se elimina el exceso de grasa que protruye hacia el párpado.
En la blefaroplastia de párpados inferiores la escisión de grasa aislada se puede hacer vía
conjuntival, lo cual tiene la ventaja de no dejar cicatriz visible.

Generalmente se utiliza anestesia local, asociada a sedación según el paciente.

La Blefaroplastia no requiere internación, se hace en forma ambulatoria.

Es esperable que usted presente bastante inflamación y hematoma en los párpados que irán mejorando a lo largo de 7 a 10 días. El tratamiento postoperatorio consiste en la colocación de frío local (lo más importante), colirio antibiótico, y luego pomadas que mejorarán la cicatrización. Los puntos se retiran a los 5 a 7 días.  También se suelen administrar antibióticos por vía oral. Los primeros días puede experimentar visión borrosa debido al edema palpebral

En el caso de blefaroplastia superior se esconde en el pliegue palpebral.
En la blefaroplastia inferior vía externa, la cicatriz se encuentra 2 mm por debajo de la línea de las pestañas; si es realizada vía conjuntival la cicatriz quedará por dentro del párpado y no será visible.
El tipo de cicatrización depende de cada paciente. Normalmente son muy poco visibles meses
luego de la cirugía, aunque en algunos casos se pueden observar pequeños quistes, arrugas o
induraciones. Hay que evitar la exposición al sol para evitar la pigmentación.

Resultado

Los resultados definitivos se pueden apreciar a los 6 meses. Dada la naturaleza de la cirugía, no se pueden dar garantías de resultado, pero el índice de satisfacción de los pacientes suele ser alto.

Complicaciones

1.  Precoces
– Hematoma palpebral severo: aunque el hematoma es frecuente en muy raras ocasiones necesita ser evacuado quirúrgicamente
– Ectropión: es la eversión del párpado inferior, que permite que se vea en mayor medida la “parte blanca” del ojo (esclera).
– Lagoftalmos: es la falta de oclusión completa, generalmente debido a una escisión excesiva de tejidos. Puede ser transitoria o definitiva.
La infección de los párpados es muy rara, y la pérdida visual por oclusión vascular a nivel de la retina es excepcional.

2.  Tardías 
Ectropión, lagoftalmos y ptosis (caída del párpado superior). De acuerdo a su severidad deberán ser corregidas quirúrgicamente.